06/06/2019 | Por Carles

De qué depende el precio de las encuadernaciones

La impresión en papel es algo que no pasará nunca de moda. Una presentación bonita, un diseño cuidado, con materiales de primera calidad y que permitan sentir muchas cosas a través de las páginas. La encuadernación sigue teniendo un público fiel ya que la primera impresión es más impactante de esa manera. Pero, ¿por qué varía el precio de las encuadernaciones? En este artículo vamos a explicar cuáles son los conceptos que encarecen o hacen más económico ese trabajo.

Los factores que influyen en el precio de las encuadernaciones

Desde nuestra experiencia como profesionales de la impresión y encuadernación sabemos qué es lo que influye en el precio de la encuadernación. De esta manera, el cliente podrá elegir la que más le gusta y mejor se adapta a su presupuesto.

Las diferentes técnicas

Existen técnicas diversas de encuadernación que van a ajustarse a unos u otros productos. Utilizar una u otra va a variar el coste:

– Cartoné o tapa dura: El libro va forrado con cartón rígido recubierto con guaflex, papel o tela. Es la opción más cara pero también la más duradera y la que mejor transmite una sensación de calidad.

– Rústica cosida o tapa blanda: Es igual que la anterior con la diferencia de que las tapas son de cartón blando, lo que las hace menos resistentes pero más cómodas a la hora de manipular la publicación. Las hojas se agrupan y se cosen entre sí para después encolarlas a la tapa.

– Rústica fresada: Muy parecida a la anterior, solo varía en que las hojas no se cosen entre sí, sino que se fresan para que la cola penetre mejor y se ajusten a la tapa. Es más económica pero también el ciclo de vida es algo más corto.

– En espiral: Es la encuadernación utilizada para libretas o catálogos de productos. Las hojas se perforan y se les pasa un plástico o alambre en forma de espiral para unirlas. Es menos estética, más económica y muy funcional.

Wire-o: Es cómo la de espiral, pero los alambres o plásticos son bucles dobles. También es una de las encuadernaciones profesionales más económicas.

– Grapada: Las hojas se doblan por la mitad y se grapan entre sí. Es la opción más económica de todas las presentadas y suele ser la elegida para encuadernar la mayoría de revistas.

Materiales

Encuadernar con cartón duro o blando, o el material del forro van a influir en el precio de la encuadernación. Cuánto más nobles sean mayor será el montante. También el gramaje y el tipo de papel van a suponer una variación en el coste del trabajo.

El acabado de la portada

Independientemente del tipo de encuadernación que se utilice o los materiales con los que se trabaje, siempre se puede elegir el acabado de la portada. Este puede ser tanto plastificado brillo o mate, con efecto seda o con un tratamiento antihuellas entre otras características. Simplemente dependerá del aspecto que se quiera dar a la creación y del uso que se vaya a dar en el futuro.

A color o en blanco y negro

El precio de la impresión de la portada es diferente si se quiere en blanco y negro o si se le añade más colores. Este también va a ser un factor que influirá de manera decisiva en el coste de la encuadernación.

Elegir uno u otro formato no dependerá solo de la estética sino del contenido. Si es solo texto, o con ilustraciones en escala de grises el precio será menor. Pero si se trata de un producto que contiene fotografías habrá que apostar por el color aunque sea más caro.

El número de páginas

Esto puede resultar una obviedad, pero cuantas más páginas se quieran encuadernar, mayor será su coste. Debería ser tenido en cuenta a la hora de maquetar un producto y también cuando vaya a marcarse un presupuesto.

El formato

Encuadernar un trabajo en un formato personalizado o poco común va a resultar más caro que si se basa en uno de los formatos de encuadenación más usuales que se encuentran en el mercado.
La cantidad de ejemplares

Como pasa habitualmente con todos los procesos industriales, cuantos más ejemplares se encarguen más aumentará el precio total, aunque por otra parte más disminuirá el precio por unidad.

El que el precio de las encuadernaciones sea mayor o menor depende de lo que se desee. Pero no solo hay que tener en cuenta este factor a la hora de encargar los trabajos, ya que muchas veces pagar un poco más supondrá darle un valor añadido a los mismos, mejorando las probabilidades de consecución de los objetivos. Si aparecen dudas, mejor contactar con profesionales del sector que sabrán aconsejar a cada persona según sus necesidades.