Todo sobre la encuadernación rústica o tapa blanda

La encuadernación tapa blanda es un tipo de encuadernación que se utiliza habitualmente en gran cantidad de materiales gráficos. Este artículo explica en qué consiste, cuáles son sus características y por qué es recomendable.

¿Qué es la encuadernación rústica?

Existen dos tipos de encuadernación rústica para publicaciones como libros, catálogos y revistas:

  • Encuadernación tapa dura o cartoné.
  • Encuadernación rústica o tapa blanda que, a su vez, puede ser cosida o encolada.

El sistema en encuadernación rústica es más versátil y económico, motivo por el cual es el más popular. Ahora bien, ¿Cuáles son sus rasgos principales?

Características técnicas sobre la encuadernación rústica o tapa blanda

El principal rasgo diferencial de este procedimiento es que los productos en tapa blanda se componen de dos partes (páginas interiores y cubiertas). La manera en que se sujetan las páginas interiores de un apublicación es lo que define si es un rústica cosida o rústica encolada. En ambos casos, una vez el interior está encuadernado, el taco se pega a través del grosor del lomo de la cubierta.

  • Rústica cosida: Las páginas interiores se organizan en pliegos que van cosidos con hilo entre sí. Este sistema es más duradero y, por ello, se utiliza en los proyectos exigentes en términos de calidad.

Encuadernación cosida

  • Rústica encolada (cola EVA o PUR): También es posible encuadernar en tapa blanda con cola. El sistema conlleva pegar entre sí las hojas interiores por el filo y, a continuación, hacerlo también con las cubiertas. Tradicionalmente se realizaba con cola convencional, denominada EVA. Este planteamiento se mantiene en materiales sencillos y libros de baja calidad física. Su principal ventaja es el coste, inferior a la otra alternativa. En cuanto a la cola PUR, es el último de los avances aplicados en la encuadernación rústica. Su nombre procede de la denominación de la cola especial que se utiliza: Poly Uretano Reactivo. Es un adhesivo más potente que la EVA y finaliza el proceso en menos tiempo. Por ello, aporta un plus de durabilidad y calidad a los libros o catálogos encolados, y sigue siendo más barato que encuadernar libros o catálogos cosidos.

Libro encolado tapa blanda

Sensorialmente, es muy difícil conocer las diferencias entre cola PUR y cola EVA. La encuadernación rústica encolada con PUR resulta más rígida. Los materiales gráficos con EVA son más flexibles.

Diferencias entre la encuadernación rústica y la cartoné

No hay una opción mejor que otra, todo depende del enfoque, la finalidad del material y el público al que se dirige cada publicación. Es necesario conocer cuáles son las características de ambas alternativas para adoptar la decisión correcta.

Estos son los rasgos que es preciso contemplar:

  • La encuadernación rústica es más barata. La opción encolada es la elección menos costosa de las tres, pero incluso el rústica cosida cuesta bastante menos que encuadernar con tapa dura.
  • Los libros y materiales con tapa blanda resultan más flexibles y ligeros. Cuando se desea crear una edición de lujo, la tapa dura es más aconsejable. Sin embargo, los libros de bolsillo se hacen todos en rústica, ya que resultan fáciles de llevar y favorecen una experiencia de lectura funcional.
  • El tiempo de producción de un producto tapa blanda es inferior a un tapa dura. Esto es debido a que un libro en tapa dura tiene un proceso añadido (forrado de tapas) que ralentiza así el proceso de encuadernado.
  • Por lo general, la encuadernación con cartón rígido ofrece más protección y durabilidad. Con el paso de mucho tiempo, los libros encolados pueden despegarse por perdida de propiedades químicas de la cola.

Diferencias entre tapa dura y tapa blanda

 Usos frecuentes de la tapa blanda y conclusiones

En la práctica, existen criterios que suelen mantenerse a la hora de decidir cómo encuadernar los materiales gráficos impresos.

Así, lo más a menudo es encontrar estas aplicaciones:

  • Encuadernación tapa dura: Catálogos de alto standing, libros de arte, libros infantiles, tebeo, etc.
  • Encuadernación rústica cosida: Libros, catálogos corporativos, Novelas, etc.
  • Encuadernación rústica encolada: Revistas, libros de bolsillo (lectura rápida), Tarifarios y manuales etc.

Definitivamente, la encuadernación de tapa blanda convive con la de tapa dura en armonía, pues responden a necesidades y usos distintos. Tener claras sus características es fundamental para elegir bien.

Otros tipos de encuadernación para catálogos, revistas y libros

Te mostramos otros tipos de encuadernación para imprimir catálogos, imprimir revistas e imprimir libros:

Tipos de encuadernación Productos
Tapa dura cosida
  • Libros 
Grapada
  • Revistas, catálogos y manuales
Rústica encolada 
  • Catálogos, revistas y libros
Rústica cosida
  • Catálogos y libros
Espiral
  • Catálogos, agendas y libretas
Cosido-visto
  • Catálogos y libretas
06/05/2021 | Por Maria

Artículos relacionados

Portadas libro
Diferencia entre portada y cubierta de un libro

A menudo utilizamos palabras como sinónimos en nuestras conversaciones cuando en realidad no lo son y no tienen nada que...

Encuadernaciones
Leer más
Encuadermación a la americana lomo
¿Qué es la encuadernación a la americana? Características y ventajas

¿Qué es la encuadernación a la americana? La encuadernación a la americana es un tipo de encuadernado que puede realizarse...

Encuadernaciones
Leer más
Imprimir encuadernación térmica
La encuadernación térmica: características y ventajas

¿Qué es la encuadernación térmica? La encuadernación térmica es un tipo de encuadernación que implica unir las páginas de un...

Encuadernaciones
Leer más