Blog

InicioBlog › Encuadernación con hot melt ¿Qué es y cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

Newsletter

En nuestra publicación digital informática periódica, encontrarás artículos de interés donde descubrirás nuestras promociones y últimas noticias

02/05/2019 | Por Carles

Encuadernación con hot melt ¿Qué es y cuáles son sus ventajas e inconvenientes?

Hot melt es una palabra que hace referencia a un adhesivo termofusible que a temperatura ambiente tiene características plásticas y entre 150 y 180 grados centígrados se vuelve líquido. El adhesivo no contiene disolvente y solo mediante calor se produce la fusión del pegamento. El adhesivo a esa temperatura presenta un adecuado grado de humectación, ideal para la correcta adhesión de las hojas y tapas de un libro o para los cuadernos de una revista.

¿Qué es la encuadernación con hot melt?

La encuadernación hot melt consiste en fusionar los cuadernos de una revista o libro con la aplicación de un pegamento que, a alta temperatura, se vuelve líquido. Los resultados son de gran calidad con una mayor flexibilidad y agarre que se traduce en resultados más resistentes y duraderos.

A grandes rasgos los adhesivos termofusibles pueden aplicarse a todo tipo de encuadernaciones, generalmente de papel, consiguiendo soluciones eficientes y flexibles para el encolado de lomos. Para las colas laterales lo más común es usar el hot melt de Etileno Vinilo de Acetato (EVA) o un tipo de adhesivo sensible a la presión (PSA).

EVA ofrece una encuadernación flexible y robusta mientras que los PSA tienen la propiedad de emparejar irregularidades de la superficie, ser elásticos, tener alto poder de cohesión y posibilidad de reciclar y remover el sellado mediante aplicación de calor.

Características de la encuadernación con hot melt

Los adhesivos termofusibles son materiales con gran solidez bajo condiciones ambientales normales, con una adhesión inmediata cuando se les aplica calor. No son productos inflamables y no tienen problemas de contaminación debido a la ausencia de disolventes en su fórmula.

La gran cantidad de materiales que es capaz de unir el hot melt es absolutamente impresionante. Uniendo inclusive soluciones que no poseen superficies muy porosas.

Durante el tiempo de aplicación hasta que se forma la unión existen diferentes aspectos a tener en cuenta. Uno es el tiempo abierto que comienza desde la aplicación del adhesivo a la superficie y el tiempo para unir con eficiencia la superficie. Y otro es el tiempo de fraguado que es el tiempo en que la unión ha cristalizado y se ha realizado.

Los materiales pegados con hot melt no necesitan secado y se adaptan a cualquier tipo de superficies incluso las no porosas.

Entre sus bondades cabe destacar la facilidad para el mantenimiento de los equipos y el alto rendimiento de la línea de producción.

¿Cómo se aplica el hot melt?

Se necesita de maquinaria especial para poder aplicar este tipo de adhesivo.

La producción se lleva a cabo mediante tres elementos básicos que son:

El Grupo de fusión

Es una caldera donde se incorpora el pegamento sólido ya sea en formas esféricas o alargadas. El grupo de fusión alcanza la temperatura necesaria para que el pegamento pueda conseguir su capacidad adherente.

Mangueras

El fundido se desplaza a través de una manguera especial directo al aplicador. Si se quieren evitar obstrucciones mejor elegir adhesivos de buena calidad.
Aplicadores

Por medio de unas boquillas se aplica el fundido sobre el material que queremos pegar. La máquina permite adaptar la presión de la aplicación dependiendo de los requerimientos específicos.

Usos en la encuadernación de tapa dura

Antes de aparecer el sistema hot melt hacer libros de tapa dura requería de conocimientos y habilidades especiales, así como de maquinaria ruda y especializada. Hoy día existen máquinas de encuadernación eléctrica que llevan al pegamento a temperaturas elevadas para la encuadernación de tapa dura. Son máquinas muy versátiles que aceptan incluso algunos formatos personalizados

¿Cómo evitar los problemas con los pegamentos hot melt en la encuadernación?

Es básico conocer el comportamiento del adhesivo que se está utilizando para evitar problemas a la hora de encuadernar.

La temperatura ambiente afecta sobre el adhesivo y por tanto en la encuadernación de libros, ya que para la temporada de verano el pegamento tardará más en enfriarse que en invierno. Con instalaciones climatizadas se evita este problema, pero si no existe esta posibilidad una opción es bajar la temperatura de aplicación en verano con respecto a la que usamos en invierno.

El tipo de papel y sus características también van a modificar los resultados. Cuando los papeles están muy impresos, barnizados o satinados debemos aumentar la temperatura de fusión del adhesivo hot melt entre los 180 y 185 grados centígrados.

Un correcto fresado de unos 6 a 7 mm hace que el pegamento y el papel se fusionen formando un bloque uniforme difícil de quebrar. Es recomendable usar fresas para todos los libros que no están cosidos.

En ausencia de temperatura constante en la planta de encuadernación, lo mejor es escoger un adhesivo hot melt con tiempo abierto de medio a corto para poder adaptar mejor las temperaturas cambiantes.