Blog

InicioBlog › Tipos de plastificado para papel y cartulina

Newsletter

En nuestra publicación digital informática periódica, encontrarás artículos de interés donde descubrirás nuestras promociones y últimas noticias

14/03/2019 | Por Carles

Tipos de plastificado para papel y cartulina

El papel plastificado es un tipo de papel que se trata de cierta forma para que adquiera una serie de propiedades especiales muy útiles para algunas aplicaciones. En este artículo tratamos de explicar qué es y para qué sirve.

¿Qué es el papel plastificado?

El papel plastificado se hace aplicando una capa de plástico muy fina al papel convencional. Esto se hace mediante un proceso de extrusión, de forma que el plástico se vuelve inseparable del papel.

Una de las mejores propiedades que adquiere este papel es que evita el traspaso de líquidos y grasas hacia la cara externa del mismo. Por ello algunos tipos de papel plastificado se usan por distintos profesionales como los pescaderos y carniceros, que pueden disponer de un material muy práctico para envolver sus productos a la hora de dárselos a los clientes, puesto que es totalmente flexible y no deja pasar los líquidos ni las grasas.

Dejando de lado los usos que se le dan por sus características de resistencia e impermeabilidad, el papel plastificado también cuenta con características que lo hacen ideal para usos publicitarios o corporativos, dando más belleza y presencia a muchos de los productos que un departamento de marketing produce habitualmente para la comunicación de la empresa o para los productos que diseña un diseñador gráfico para sus clientes. No es lo mismo, por ejemplo, producir una carpeta corporativa que, al fin y al cabo, llevará entre otras cosas el logo de nuestra empresa e información importante sobre la misma, en papel normal que con un plastificado antirayaduras o uno soft touch, que consigue que nuestro producto no sólo sea agradable a la vista sino también muy agradable al tacto. ¿Imaginas un producto publicitario que tus clientes o tu público objetivo quieran tener siempre en las manos? A través del plastificado se puede conseguir eso y mucho más.

Por otra parte, la durabilidad del papel es mucho mayor, lo que hará que tus productos duren más tiempo y consigan un impacto mayor. El papel normal y corriente tiene una vida útil mucho más limitada que el papel plastificado. Y esto sin mencionar que el segundo es mucho más resistente a roturas y cortes.

Tipos de plastificados

Ahora que sabes como se plastifican el papel o la cartulina, es hora de hablar de los tipos de plastificado que existen dentro de este maravilloso mundo de la impresión profesional, puesto que dependiendo del tipo de plastificado que elijas podrás usarlo para una cosa u otra.

Plastificado Mate

Este tipo de papel plastificado se realiza con el objetivo de acabar con la mayor parte de los brillos que pueda poseer el artículo original. De esta forma se consigue un acabado mucho más sereno, lo que da una sensación de mayor calidad al observar un producto plastificado en mate.

Este tipo de plastificado se utiliza mucho para tarjetas profesionales que contienen datos de empresas o de particulares que tienen sus datos de contacto para trabajar con ellos. Por este motivo es el papel más usado en la papelería corporativa.

Los productos más típicos que te puedes encontrar en este formato son las las portadas de las memorias anuales y los catálogos corporativos, las carpetas de presentación y las tarjetas de visita.

Plastificado Brillo

Este tipo de formato se consigue a través de una capa muy fina de polipropileno brillante. Este producto le hace adquirir al original una estética mucho más atractiva y llamativa.

Es muy común ver este tipo de plastificado en muchos tipos de productos impresos, como en cartas para juegos especiales, cubiertas de libros y catálogos, carpetas de presentación, trípticos, etc…
Este tipo de formato está hecho exclusivamente para llamar mucho la atención del cliente, por lo que está especialmente indicado en usos orientados a las ventas, con imágenes grandes y en color del producto.

Plastificado Soft Touch

Este tercer tipo es sin duda el más exclusivo y lujoso de todos. Se trata de un tipo de plastificado con acabado en mate que posee un tacto aterciopelado. Estos impresos destacan mucho sobre el resto.

Posee las características básicas de protección y durabilidad del resto de tipos que hemos mencionado. Pero además, ofrece un punto fuerte que el resto no tiene en cuanto a estética, puesto que la elegancia y exclusividad que se consigue con este tipo de impresos es la mejor y más destacada. El tacto aterciopelado que se consigue con este tipo de plastificado otorga connotaciones sensoriales que las diferencian del resto.

Está especialmente indicado si se quiere conseguir dar una imagen de lujo y exclusividad al producto, puesto que la primera impresión que se lleva el cliente cuando compra algo es la de su envoltorio.

Plastificado Antirayaduras

Plastificado de altísima resistencia al rayado, muy recomendado para fondos oscuros. Para potenciar el efecto deseado. Es utilizado para las mismas aplicaciones que los dos primeros tipos, mate y brillo, aunque este formato le añade un extra de protección al producto.

Como puedes ver, el papel plastificado ofrece una gama de formatos muy amplios y variados, con multitud de posibilidades en cuanto a tipos de aplicaciones.

Asegúrate siempre de repasar este tipo de acabados antes de hacer tu pedido porque realmente pueden marcar la diferencia entre un buen producto y un producto excelente. Y no olvides que si tienes cualquier duda nuestros técnicos están siempre encantados de atenderte.