26/01/2021 | Por Maria

Cómo conseguir el depósito legal de un libro

El depósito legal de un libro es uno más de los trámites que hay que completar para poder publicar un libro. Cuando la publicación se edita por una editorial tradicional son ellos quienes se encargan de este tipo de trámites. Sin embargo, como cada vez resulta más común que numerosos creadores recurran a la autoedición, vale la pena ponerse al día respecto a esta gestión sencilla. A continuación, se repasan las claves relativas al depósito del libro.

¿Qué es el depósito legal?Depósito Legal de un Libro - ejemplo

El depósito legal de un libro en España supone un trámite imprescindible para la publicación de una obra en un formato tangible (visual, sonoro, audiovisual, etc.). Nos referimos, en estos casos, a obras que han sido concebidas con la intención de ser difundidas.

Completar este trámite implica que se puede añadir en la portada, junto al ISBN y otros datos, la numeración relativa a este depósito legal. Para conseguirlo, en el caso de publicación de libros se necesita enviar a la Biblioteca Nacional cuatro ejemplares de la obra que va a ser publicada.

¿Para qué sirve el depósito legal?

Quienes se preguntan para qué sirve el depósito legal de un libro han de tener claro que constituye una contribución a la conservación y divulgación de la cultura de nuestro país. Se trata de que se garantice el derecho de cualquier ciudadano a consultar en algún momento de su vida cualquiera de estas creaciones.

Por esta razón, se envían los cuatro ejemplares que habíamos comentado anteriormente. Dos de ellos se van a quedar en la Biblioteca Nacional y los otros van a ser mandados por esta a las centrales de la Comunidad Autónoma del autor.

¿Cómo conseguir el depósito legal para mi libro?

Como conseguir el depósito legal de mi libro no es una operación compleja, pero han de ser tenidos en cuenta algunos factores formales en los que no se puede fallar. En primer lugar, hemos de señalar que el momento preciso para poner en marcha todo este proceso llega justamente antes de enviar el libro al servicio de imprenta que se va a encargar de reproducir las copias. Es lógico que haya que hacerlo en esta fase, ya que, si no disponemos del número de registro para ponerlo en su página correspondiente, no vamos a poder publicar este libro legalmente.

Por otro lado, el proceso no quedará 100% completado hasta que hayan sido mandados los cuatro ejemplares a la Biblioteca Nacional, pero recordar que, para que culmine el proceso del “Depósito Legal” exitosamente, no debemos demorar el envío de estos 4 ejemplares físicos más de dos meses después de la impresión. Todos estos pasos han de ser dados siempre antes de haber comenzado a vender el libro.

En cuanto a su tramitación, hay que dirigirse a la oficina del depósito legal de cada comunidad autónoma. Vale la pena, en este sentido, averiguar si la del autor cuenta con servicios telemáticos para llevar a cabo estas gestiones.

Oficina Depósito Legal Cataluña:

Oficina Depósito Legal Comunidad de Madrid:

Oficina Depósito Legal Comunidad Valenciana:

Oficina Depósito Legal Andalucía:

Oficina Depósito Legal Cantabria:

Oficina Depósito Legal Galicia:

Oficina Depósito Legal La Rioja:

Oficina Depósito Legal Navarra:

Oficina Depósito Legal País Vasco:

Oficina Depósito Legal Aragón:

Oficina Depósito Legal Castilla-La Mancha:

Oficina Depósito Legal Castilla y León:

Oficina Depósito Legal Extremadura:

Oficina Depósito Legal Región de Murcia:

Oficina Depósito Legal Asturias:

¿Cuánto cuesta el depósito legal?

Se trata de un trámite completamente gratuito. Solamente hay que aportar esos 4 ejemplares impresos y correr con los gastos de envío de esos ejemplares.

¿Quién está exento de realizar el depósito legal?

Por último, resulta interesante aclarar que quienes hayan optado por la cada vez más popular fórmula de la impresión bajo demanda, muy habitual en el ámbito de Internet, no tienen que solicitar el depósito legal para vender sus libros. En caso de imprimir una cantidad menor a 100 ejemplares, no se requiere de este trámite ya que se asume que se comercializará en un ámbito familiar. Por lo que excepcionalmente este tipo de libro puede imprimirse sin “Depósito Legal”.

En definitiva, el depósito legal de un libro supone una contribución básica a la promoción de la cultura nacional. Se trata de un requisito muy ligero de cumplir, por lo que aconsejamos no olvidarse de él para que no genere ningún inconveniente respecto a la publicación.

Artículos relacionados

imprimir libretas sin anillas 1 1024x765
Ventajas y desventajas de las libretas sin anillas

Las libretas sin anillas son mucho más ligeras que las que llevan elementos añadidos. Para muchos, también son más cómodas...

Tendencias y novedades
Leer más
pantone neons fluor y pastels 1 1024x1024
Imprimir en tintas fluorescentes para atraer la atención del consumidor

Las tintas fluorescentes tienen colores muy intensos, una característica que aumenta cuando se ilumina con una luz ultravioleta. Se utilizan...

Tendencias y novedades
Leer más
Libros con dato variable
Imprimir libros con dato variable

Imprimir libros con dato variables fue durante décadas una auténtica utopía por sus costes desmesurados. Pero actualmente, sí podemos imprimir libros personalizables...

Tendencias y novedades
Leer más