05/09/2019 | Por Carles

Cómo hacer un folleto publicitario, la clave para impulsar tu negocio

Muchas empresas se preguntan como hacer un folleto publicitario en esta época en la que el panorama digital va acaparándolo todo. El folleto informativo sigue siendo una estrategia muy importante en el marketing, pero se deben tener claros los diferentes puntos a seguir para incrementar su efectividad.

Define el objetivo de tu folleto informativo

El primer punto a seguir para hacer un folleto informativo es orientarlo al segmento concreto de mercado sobre el que se trabaja para lograr las métricas establecidas. Por ejemplo, es necesario saber si se quiere animar a los clientes a visitar un stand en una feria, si se desea que los clientes visiten la nueva tienda online o si se prefiere obtener más consultas de servicios.

Una vez que el objetivo del folleto esté claro, será mucho más fácil personalizarlo. Una posibilidad es crear panfletos sobre lo que se obtendría con un servicio concreto y los datos para que se pueda contratar, enseñar un producto novedoso que se va a sacar al mercado y ofrecer descuentos con el impreso o implantar en el folleto un código de promoción a utilizar en una tienda online. Es importante pensar bien cómo hacer un folleto publicitario antes de ponerse manos a la obra.

En definitiva, para establecer un buen objetivo, se debe tener un enfoque claro, conciso y adecuado. Para ello, se deben estudiar previamente los nuevos deseos que surgen en el ámbito del mercado en el que se trabaja y promover una sola operación por folleto.

Define tu público objetivo

Para crear un buen folleto publicitario es también necesario segmentar el mercado. La manera de hacerlo es libre: por ubicación, por edad, por ingresos, por moda, etc. Todo el diseño posterior, tanto tipográfico como en su conjunto visual, debe enfocarse a dicho segmento concreto de clientes.

Por ejemplo, si se vende un producto a personas de entre 60 y 75 años, la tipografía utilizada y las imágenes escogidas serán diferentes a si se selecciona un sector que comprenda entre los 25 y 35 años de edad. Lo mismo ocurrirá en función de si se están vendiendo servicios a otras empresas o a personas físicas.

Por tanto, se podría decir que la división del segmento es un paso incluido en la definición de cómo hacer un folleto publicitario. El enfoque claro, conciso y adecuado mencionado en el apartado anterior, toma de nuevo un rol fundamental al elegir al público objetivo.

¿Tu folleto está dentro de una campaña?

En una campaña es especialmente relevante cuidar el mensaje y el diseño para generar folletos originales que destaquen. Lo primero es conseguir que una persona coja el folleto, pero lo más importante es que se lo quede y no lo tire, y que lo pase a las demás personas de su grupo.

Claves dentro de una campaña publicitaria

Lo primero que se debe hacer es definir el mensaje con una idea inicial del folleto. Una vez se conozca el público objetivo y la finalidad del folleto (formal, desenfadado, accesible, etc.), éste debe centrarse en el texto y en su fuente.

El texto debe comprenderse a simple vista y ser llamativo, pero sin llegar a tener excesiva ornamentación. Además, deberá encajar con otros elementos como el color del fondo o las imágenes que lo acompañen, todo debe quedar en perfecta armonía. Una original idea para captar la atención de los usuarios sería jugar con los relieves.

¿Qué vas a contar en tu folleto?

Ofrecer un buen producto no es fácil. A veces se tiene, y no se consigue transmitir por simple falta de entendimiento debido a falta de información o al abuso de ella, a textos confusos, a textos planos y aburridos, etc. Hay que saber utilizar los distintos recursos del marketing y despertar curiosidad y finalmente, necesidad. La persona que recibe el folleto informativo debe creer que necesita lo que se le ofrece.

Muchas personas se preguntan: «entonces, ¿qué se cuenta en un folleto informativo?» Un folleto no es un libro, por lo que la información debe estar ordenada, clara y sobre todo ser entendible. El mensaje principal debe tener impacto sobre los receptores. Un exceso de ella llevará a confusión. Tampoco se puede dejar de lado la ortografía y gramática para parecer fiables y serios.

Define la parte visual

Un folleto informativo que no llame la atención visualmente llevará a los clientes a los brazos del competidor. Por ello, invertir en un buen diseño visual es asegurarse el triunfo. La imagen y la manera en la que se distribuye el contenido es fundamental para llegar al público objetivo. Un panfleto informativo debe enamorar a primera vista.

Saber cómo hacer un folleto publicitario adecuado es imprescindible en el marketing y no es una tarea tan difícil si se conocen sus puntos fundamentales. Con un buen diseño, el uso de una retícula ordenada, una elección correcta de imágenes y de tipografías, así como una información clara y jerarquizada, la función del folleto estará cumplida y contribuirá al éxito del negocio.