26/09/2019 | Por Carles

Cómo hacer un díptico: todas las claves para sacarle partido

Un díptico es uno de los principales instrumentos publicitarios que se pueden encontrar en los formatos en papel. El diseño es uno de los grandes puntos diferenciales entre las diferentes opciones que existen. Por esta razón, saber cómo hacer un díptico es clave para poder lograr los objetivos publicitarios en el público objetivo al que se dirigen los diseñadores.

Cómo hacer un díptico enfocado a nuestro público

Un díptico puede contar con muchos targets posibles. Suele ser un folleto que se puede doblar por la mitad y que tiene como principal objetivo la transmisión de una información normalmente de forma estructurada y resumida. Por ello, durante las campañas políticas, es común que los partidos utilicen este formato para presentar su programa y hacerlo llegar a los ciudadanos en forma de díptico a través del correo ordinario.

Sin embargo, a nivel B2B también es comúnmente usado para la convocatoria de cualquier evento de networking o de presentación de un producto que pueda realizar cualquier compañía. En la calle es muy común que se repartan dípticos de publicidad que, junto a los flyers, suelen ser el formato más común para este tipo de comunicaciones.

En este sentido, un díptico puede dirigirse tanto a las propias empresas en una acción de comunicación o marketing B2B como al cliente final o ciudadano en una acción más dirigida a B2C. Es un tipo de folleto plegado muy efectivo, ya que se trata de un formato de muy bajo coste y que puede captar el interés de la audiencia si se opta por un diseño correcto.

Qué queremos transmitir

A la hora pensar en cómo hacer un díptico es muy importante tener claro qué queremos transmitir, puesto que esto afectará a la forma en la que planteamos el diseño. Si queremos comunicar una campaña relativamente sencilla podremos plantearnos el incluir más imágenes y algo menos de texto, incluso imágenes explicativas que nos hagan ahorrar algo de texto. Si por el contrario necesitamos comunicar sobre un producto complejo es muy probable que necesitemos hacer un buen resumen de sus características e incluir una fuente de referencia para el caso en que el receptor del díptico quiera ampliar la información.

Uno de los grandes valores añadidos que pueden encontrarse en un díptico es el hecho de ser algo tangible. El hecho de que sea un objeto físico provoca que sea necesario interactuar con él antes de perderlo de vista.

Espacio limitado y diseño: focus en lo principal

A la hora de plantear cómo hacer un díptico es importante tener claro que la limitación del espacio es una de las principales dificultades que existen. Por ello, seguir una estructura clara sobre cómo se repartirá el espacio es fundamental. Así, en la portada aparecerá el eslogan o la frase principal que se quiere transmitir en la campaña. Hay que tener en cuenta que esta será la parte más visible, puesto que lo será incluso si el díptico no se abre.

La parte interior se dedicará a la publicación de los diferentes argumentos que se utilizarán para convencer al público objetivo de las fortalezas y oportunidades de aquello que se está ofreciendo, siempre acompañando las diferentes explicaciones de imágenes o recursos gráficos.

Finalmente, la contraportada será el espacio que se dedicará a incluir los diferentes datos de contacto que se quieran brindar a la audiencia. La identidad corporativa de la empresa, evidentemente, ha de esta presente en todo el diseño independientemente del tema que se trate en el díptico. A la hora de diseñarlo es muy recomendable recurrir a programas profesionales, como los que se encuentran en la suite de Adobe.

Imprimirlo online

Además de saber cómo hacer un díptico, también es importante saber cómo imprimirlo de forma online. Para ello, es recomendable consultar las guías de impresión que se pueden encontrar en la página web de ProPrintweb. Las dimensiones, la forma en la que se imprima y los colores utilizados acabarán siendo las claves para convencer a los diferentes usuarios que van a recibir el díptico.