Blog

InicioBlog › Códigos QR: ¿para qué sirven y para qué es útil incluirlos cuando imprimimos?

Newsletter

En nuestra publicación digital informática periódica, encontrarás artículos de interés donde descubrirás nuestras promociones y últimas noticias

26/04/2018 | Por proprint

Códigos QR: ¿para qué sirven y para qué es útil incluirlos cuando imprimimos?

Los códigos QR (Quick Response) son códigos de barras bidimensionales con una estructura de pixeles que permite codificar varios cientos de símbolos y facilitan que su contenido sea leído a alta velocidad.

Los códigos QR se utilizan con fines de marketing móvil. Son una herramienta que te permite pasar de un soporte impreso a un soporte digital de una manera muy sencilla y rápida. El código contiene una URL que puede redireccionar a diferentes soportes digitales como una página web, páginas de productos, videos, galerías de imágenes, cupones, entradas, formularios de contacto, etc. que te amplían la información impresa.

Desde el punto de vista técnico, los códigos QR son elementos complejos, sin embargo, para los usuarios son una herramienta muy fácil de usar. Para poder leerlos solo es necesario tener instalado un lector o una aplicación en el dispositivo (Smartphone o Tablet) y con la cámara del mismo ya se puede visualizar el contenido deseado.  Hay algunos Smartphones que no necesitan un lector o aplicación y que con solo usar la cámara ya detectan que es un código QR y te muestran el contenido.

Podemos incluir códigos QR en cualquier soporte impreso para ampliar la información que aparece. Por ejemplo: en el flyer de un concierto, el código puede llevar a la web donde aparece el programa; en una tarjeta de visita puede redirigir a la página web de la empresa donde trabajamos y en un folleto a un video que ilustra mejor lo que se explica en el folleto.

Antes de imprimir códigos QR tenemos que tener en cuenta que sean lo suficientemente grandes para que puedan ser leídos. La elección del tamaño de impresión de un código depende del número de símbolos codificados. Cuanto más contenido se codifique, mayor será la necesidad de espacio. El tamaño mínimo recomendado para una lectura correcta es de 2x2cm. Para la impresión es recomendable el uso de formatos de alta resolución  jpg y png, para evitar pérdidas en la calidad de impresión. Antes de publicar el código debería realizarse una prueba práctica con diferentes Smartphone y aplicaciones.

A la hora de decidir dónde irá colocado el código debemos evitar superficies desniveladas o en pliegues de folletos y lugares de difícil legibilidad. Se tienen que colocar en cualquier superficie plana.

Existen dos tipos de códigos QR: dinámicos y estáticos. La diferencia más destacable es que los códigos dinámicos permiten modificar la URL a la que redireccionan una vez creado el código, mientras que los estáticos no. Podemos crear los códigos QR con ayuda de un generador de códigos QR. Existen varias webs en Internet que te lo permiten hacer de manera gratuita. Primero debemos  seleccionar la función que queremos dar a nuestro código QR y seguidamente debemos introducir la URL del contenido a codificar y se crea automáticamente. Una vez tengamos todo listo podemos proceder a la descarga del código.

Hasta la fecha los códigos QR son la herramienta más útil y fácil de usar para ampliar la información impresa. ¡Desde ProPrintweb te recomendamos que los incluyas en tus impresiones!